viernes, 15 de enero de 2010

NUEVA ESTANTERIA PARA EL BAÑO


Ya sabes, no te deshagas de esa vieja silla. Puede llegar a ser tan resultona como esta.
Foto We love it.

10 comentarios:

PEGASA dijo...

Luego me dices que no te diga. Pero a mi porque no se me ocurren estás cosas. Un simple espaldar de una silla y mira que mona y que estupenda. Contigo no hay crisis que pueda. Se va corriendo para que no le saques el poco jugo que le queda.

Me voy con la baba colgando. Un beso.

Ana Jordán Davia dijo...

Me gusta,
Baratita y ¿qué hacemos con la parte de que sobra?, ¿un taburete?
Besos reinventoras, Ana.

Margot y Marga dijo...

Querida Pegasa, ya me gustaría ser a mí tan ingeniosa para que se me ocurrieran estas ideas, pero esto no es así. De cualquier forma me encante encontrar estas cosas para que nos den ideas.
Un besazo.
Marga.

Margot y Marga dijo...

Ana, no sería mala idea lo del taburete, una funda de ganchillo en varios colores y perfecto.
Un besazo también para ti.
Marga.

ana maria parente dijo...

Mi madre tenìa vocaciòn de recicladora y casi nunca pasò necesidades ,no la tocaron las crisis.
A mi me han trillado las crisis pero no tengo ni vocaciòn ni arte para el reciclado.

Margot y Marga dijo...

En realidad antes todo el mundo lo hacia, yo recuerdo que a mi casa venía una señora a la que mi madre le daba los restos de comida para sus animales. La verdad es que era poca cosa lo que le daba pues ella jamás tiraba nada que no se pudiese comer disfrazado al día siguiente.
Muchos de los jerseys que ella me hacía, eran de lanas de otros jerseys que antes habían sido de alguien...
Espero que no sea muy fuerte lo de la crisis.
Gracias por dejar tú comentario.
Un saludo
Marga.

Abedul dijo...

Marga he recordado mis tiempos en Madrid, trabajaba en una escuela infantil, mal llamadas guarderias, era una cooperartiva y mis compañeras se maravillaban de las cosas que encontraba en la basura...habia una tienda que tiraba las cajas de quesos de madera y yo las restauraba para mi clase como librerias.... casi montamos el centro con cosas rescatadas... tu silla es una maravilla!!!un besote Begoña

Margot y Marga dijo...

A mí me encanta hacer ganchillo, manualidades, pintar cajas, las miniaturas, escribir y recordar cosas, como podrás ver en mi blog "Por cuarenta mil caminos".
Pero lo de ojear un cubo de basura cuando paso cerca, me puede.
Un día caminando con mi hija (18 añitos), se me ocurrió hacerlo, ¡había unas cajas de vino estupendas! Me amenazó con irse, ¡me quedé con las ganas!.
Bueno Begoña, un placer tenerte por aquí.
Un beso.
Marga

Elisa dijo...

Me encanta!!!ahora me falta me casa la casa rural,jijiji

Margot y Marga dijo...

A mí también, es algo que siempre he soñado.
Besos.
Marga